No te voy  a mentir, empecé a cultivar colirrábanos, colinabos, kohlrabis, nabocol o sea como sea el nombre con el que los hayas conocido, por mera curiosidad. Como muchas otras cosas que he plantado.

No tenía ni la más remota idea de cómo sabía y si me gustaría su sabor, si era fácil de cultivar, ni cuando había que hacerlo. Eso sí, lo llevaba viendo ya un tiempo en fotos muy chulas en cuentas extranjeras de Instagram y era algo que me estaba llamando mucho la atención, ¿cómo no iba a hacermelo con esa forma tan sumamente extraña que tiene? ¿estás de acuerdo?

Un día vi que estaba disponible directamente en plantel en Cocopot, y acto seguido busqué en Google: recetas colirrábano. Me sorprendió la cantidad de usos que se le puede dar en la cocina, por su versatilidad y comerse toda ella enterita, tanto el bulbo que es quizás lo más conocido pero también las hojas. A esto lo llamo  yo, ¡un cultivo completito completito!

Después de haberlo cultivado y comido de distintas formas tengo que decirte que...FUE UNA GRAN ELECCIÓN que no me va a faltar nunca más en mis planificaciones de la huerta familiar porque es un cultivo muy fácil al que se le puede sacar mucho partido. La idea de compartir contigo algunos consejos y cuestiones que he aprendido y experimentado para ayudarte a resolver las mismas dudas que tuve y yo me hace especial ilusión.

RESPUESTA A TUS DUDAS SOBRE EL COLIRRÁBANO

¿A qué saben?

Esta planta es el resultado de un cruce artificial entre una col y un rábano blanco, y forma parte de la familia de las brásicas, crucíferas conocidas comúnmente. Entonces a qué sabrá? ¿A col? ¿a rábano, ¿una mezcla? Pues su sabor es el resultado de una combinación de las dos cosas, tiene un sabor menos intenso y suave que una col tradicional pero con un toque picante muy sutil. Puedes comerlo crudo, con una textura crujiente, o cocinado, que queda muy blandita. Te recomiendo que lo pruebes de distintas formas, desde en ensaladas tipo chucrut, cortadas en bastones y aliñadas cocinadas en el horno, en cremas y caldos, ¡prueba porque hay muchas opciones para probarlo!

¿Cuándo se plantan?

Su cultivo es semejante al de una col, variedades como el Colinabo "Azur Star"Rutagaba Cuello Verde que  se siembran durante los meses de verano y otoño  para cosecharlos a partir de noviembre hasta final del invierno, aunque hoy en día hay variedades para poder cultivarlas prácticamente todo el año como las semillas Kohlrabi Superschmelz Vitalfoods ECO que indican sembrarlas en otoño e invierno para recolectarlas en otoño y primavera.

Desde que se siembra hasta que está listo para trasplantar al lugar definitivo pasan entre 4 y 5 semanas. Si eres de las personas que prefieren plantar directamente el plantel sin sembrar, puedes optar por el plantel ecológico de colirrábano.

¿Cómo saber cuándo está listo para cosechar?

La cosecha se realiza cuando el bulbo es pequeño, de lo contrario, se vuelve algo fibroso y el sabor no es tan agradable. El diámetro del bulbo adecuado para cosechar es de 5 a 10 cm.

¡Ojo! Existen variedades de Kholrabis gigantes que pueden llegar a pesar 8 kg, ¡casi nada! Como te imaginarás en este caso el diámetro adecuado para hacer una recolección óptima es bastante superior.

¿Se puede plantar de forma escalonada?

Sí, se puede. Se aconseja hacerlo de forma escalonada para poder cosecharlos durante más tiempo. 

Tanto la experiencia de Raquel como la mía, nos dice que no es necesario hacerla tan escalonada como necesitamos hacer por ejemplo como con las lechugas, que hay que sembrarlas cada mes o dos meses, si queremos tener siempre disponible en el huerto. En este caso, los colinabos se comportan más como las coles o los puerros, que puedes mantenerlos más tiempo creciendo y jugar con intervalo de diámetro adecuado para recolectar. Y si te pasas un poco haz como con los calabacines, ¡directo a la crema de verduras! ;)

¿Se recomieda cultivar en macetohuertos?

Es un cultivo acertadísimo para huertos urbanos y macetohuertos. Son cultivos más precoces que las coles, que ya sabemos que se toman su tiempo para crecer, y necesitan mucho menos espacio para desarrollarse que el resto de crucíferas. 

Puedes mantener una distancia entre plantas entre 20 y 30 cm, si te decantas por las variedades gigantes ten en cuenta que tendrás que dejar más espacio para que crezcan desahogadas.

Espero haberte ayudado a despejar todas tus dudas sobre el cultivo del colinabo. Si tienes alguna duda, puedes dejarla en comentarios y te contestaré encantada =)

Comentarios, dudas y consultas

Inicio / Blog

Buscar en el Blog

Categorías del Blog

Manual del Huerto

Aprende a cultivar un huerto

¿Cómo se cultiva?

Tareas del Huerto

Plagas y Enfermedades

Trucos del Huerto

Fichas de cultivo

Huerto y salud

Huerto y cocina

Nuestro huerto familiar

Novedades

Consultas Hortelanas

Nuevos productos

Blog del huerto

Visita nuestro Blog

Producto añadido a tu lista de favoritos