Con nuestro kit de cultivo fácil de champiñones podrás disfrutar de deliciosas setas cultivadas en casa, con ese sabor único que tienen los frutos recién recolectados.

Lo hemos preparado todo para que puedas hacerlo de la forma más sencilla posible, en el interior de casa, con instrucciones paso a paso para que disfrutes de la experiencia de cultivar champiñones en casa. ¡Perfecto para cultivar con niños!

Y además este es un producto natural, ecológico y reutilizable como abono para las plantas una vez agotado gracias a su alto contenido en nutrientes.

Gracias a su alta proporción de semilla, garantizamos la máxima producción de champiñones. El kit suele hacer varias floraciones o producciones. Mientras la alpaca esté blanca, es indicativo de que mantiene el micelio o raíces de la semilla y seguirá produciendo deliciosos champiñones. Puedes tenerla en producción durante un año.

Recursos para controlar la humedad y temperatura

1. Lee las instrucciones.

Lee detenidamente todos los pasos de estas instrucciones antes de comenzar el cultivo.

La alpaca de setas ya está germinada: Una alpaca germinada es compacta y llena de micelio enraizado de color blanco en su interior.

IMPORTANTE: ¿Dónde colocar la bala de cultivo de setas?

El lugar para llevar a cabo el cultivo debe estar libre de mosquitos y otros insectos. Produce mejor en lugares con algo de luz, pero sin sol directo.

2. Para iniciar el cultivo de champiñones.

Saca la bala de cultivo fuera de la caja  y ponla en el lugar elegido para el cultivo. Si crees que en el ambiente puede haber mosquitos u otros insectos, usar una caja grande y cubrir con una tela de mosquitera. También puedes sacar la alpaca de la caja y realizar el cultivo en el interior de un germinador/propagador del tamaño adecuado y con bastante ventilación, o sobre una bandeja de plástico para evitar derrames de agua. No mover la caja ni cambiarla de lugar mientras dure el cultivo.

Ahora, ya puedes cortar el plástico superior de la alpaca por la línea de puntos y destapa la cara superior.

3. La turba de cobertura para los champiñones.

Abre la bolsa pequeña de turba de cobertura y añade 1-2 vasos de agua. Mezcla bien la turba con el agua, debe quedar muy húmeda, de forma que si coges un puñado, no debe gotear, pero si lo aprietas, sí debe escurrir el agua.

Cubre toda la parte superior de la alpaca usando TODA la turba muy húmeda formando una capa, debes poner toda la turba.

4. Riego y ventilación.

Riego: Revisa la humedad cada 4-5 días, si la turba superior está húmeda, no regar. Si la turba ha perdido humedad, riega con una botella soltando un hilo de agua sobre la turba de cobertura. ES MUY IMPORTANTE NO MOJAR LAS SETAS, se ha de mantener húmedas solo las raíces. No usar pulverizador y evita encharcar la alpaca de cultivo.

Invernadero: Si la turba se queda seca antes de 4 días o los champiñones se agrietan, se puede realizar el cultivo colocando un plástico sobre las solapas levantadas de la caja, a modo de invernadero, o dentro de un germinador/propagador (la producción será menor). Mantener una ligera ventilación realizando dos agujeros del tamaño de un puño en el plástico.

5. Recolección

Transcurridos 15-30 días se producirá la primera floración y aparecerán los primeros champiñones. No cortar los champiñones, se deben arrancar realizando un giro del racimo con la mano para arrancarlos de raíz, sin dejar restos del pié en la bala. El ciclo biológico del champión es de 60 días, si el sustrato se llega a secar, se romperá el ciclo y será necesario esperar de nuevo el ciclo completo.

COSAS A TENER EN CUENTA

Un cuello corto y grueso es indicativo de falta de oxigenación. Una coloración en tono marrón oscuro brillante en los champiñones es indicativo de exceso de humedad o falta de ventilación en el ambiente. Tras cada recolección, es necesario esperar una nueva floración. 

Champiñones Portobello a los 20 días de poner el sustrato.