Los espárragos son plantas vivaces que pertenecen a la familia de las liliáceas, al igual que los ajos y las cebollas. Es un tipo de cultivo en el que la parte aérea de la planta se seca cuando entra en periodo de reposo vegetativo, entre el otoño y el invierno, desaparece y vuelve a brotar cada año gracias a las reservas acumuladas en sus raíces principales. 

La parte de la planta que entra en reposo vegetativo se conoce como la garra de espárrago y es la parte de tallo subterráneo de la planta que crece en horizontal o con forma de plataforma del que surgen las raíces de la planta y las yemas que formarán los turiones o tallos del espárrago. 

Y es a través de esta garra, también conocida como corona, la forma más fácil y raída de cultivar espárragos. Veamos a continuación el paso o a paso de cómo plantar garras de espárragos en el huerto. 

Pasos a seguir

1) Elegir la ubicación

Los espárragos son un cultivo que duran muchos años, comercialmente hablamos del orden de 10 a 15 años pero siguen produciendo bastantes años más aunque el rendimiento de la cosecha es menor. Esto es un dato importante a tener en cuenta a la hora de elegir su ubicación, una buena opción sería evitar zonas de paso y que se encuentre en las zonas laterales o perimetrales del huerto.

Crece bien al sol directo y en semi-sombra y por la forma vegetativa que tiene al crecer es mejor ponerlos en un lugar resguardado del viento.

En mi caso, el esparragal lo he plantado en semi-sombra por dos principales motivos:

  • Vivo en un municipio de la Campiña Sur Cordobesa, donde los veranos son muy calurosos  pudiendo superar los 35º grados en el mes de julio (si horror total, aún no me he llegado a adaptar a este clima ^__^ ) 
  • Al observar el entorno, he visto esparragueras silvestres creciendo debajo de los árboles y no a pleno sol. 

Esta es la ubicación que he elegido para plantar las garras de espárragos trigueros en la parcela. La zona se encuentra ubicada en un lateral de la parcela, protegida por un seto de cipreses que servirá como pantalla vegetal anti-viento y entre dos olivos, uno de ellos le provee de sombra a partir del mediodía.

2) Hidratar las garras

Una vez adquiridas las garras y elegida la ubicación de plantación. Antes de comenzar a preparar el terreno hay que hidratar las garras de espárragos verdes trigueros.

Sólo necesitas incorporar las garras en un recipiente con agua, preferiblemente agua de lluvia o de pozo.

3) Hacer una zanja

Los espárragos crecen mejor en terrenos sueltos que no se apelmacen ni retengan mucho la humedad para evitar que las garras se pudran. Para conseguir esto, se realiza una zanja para plantar las garras a la profundidad que necesitan y hacer una enmienda de la tierra.

La profundidad recomendada de la zanja esta entre 15 y 20 cm. El largo y ancho  dependerá del número de garras que vayas a poner. En mi caso, la he realizado de 1,5m de largo por 70 cm de ancho ya que voy a poner 10 unidades en total de garras en dos líneas. 

Para descompactar la tierra previamente puedes usar una horca de doble mango antes de comenzar a hacer la zanja con el terreno en tempero. Y una azada cuadrada para realizar el surco.

Un truco para no ir a ciegas es poner una guía con dos estacas y cuerda. Te servirá para marcar la zona de trabajo, no desviarte y saber la longitud que necesitas excavar.

4) Realizar un abonado de fondo

Aunque la garra contiene almacenada nutrientes que necesita durante su desarrollo, al tratarse de un cultivo que va a permanecer años en el mismo sitio, es necesario realizar un abonado de fondo previo.

Para ello, colocaremos una capa de unos 5 a 10 cm de abono orgánico en el fondo, yo usé estiércol descompuesto pero también puedes usar compost o humus de lombriz

Extiende la capa de forma homogénea y añade de más para extenderlo sobre la tierra retirada que usaremos más adelante. Puedes ayudarte con un rastrillo para hacerlo de forma cómoda.

A continuación mezcla con materia seca, puede ser paja, restos de ramas de poda, corteza triturada o virutas de madera como he hecho yo entre otras opciones. Este paso no es obligatorio pero es muy interesante para favorecer la vida en el suelo y que los microorganismos lo descompongan generando material orgánica. Además, nos ayuda a facilitar el drenaje del agua si tu tierra es arcillosa.

Para finalizar mezcla ambas capas y nivela el terreno.

5) Colocación de las garras

Una vez hidratadas las garras de espárragos verdes trigueros y preparado la zona colocamos las garras sobre la capa que hemos preparado en el punto anterior y a una distancia entre 30 y 40 cm de distancia entre ellas.

Las dispondremos con la parte del tallo antiguo (seco) y las yemas hacia arriba. Las raíces  abiertas y extendidas sobre la tierra.

Un truco para saber la distancia adecuada entre ellas es extender las raíces y colocarlas  de tal forma que una vez abiertas y extendidas el final de la raíz más larga toque a la raíz más larga de la siguiente.

6) Cubrir las garras con la tierra

Antes de cubrir las garras con la tierra, con el fin de favorecer que el terreno no se compacte y drene bien, además de aportarle más nutrientes, vamos a mezclar la tierra extraída con el abono orgánico que  dejamos sobre las pareces de la zanja al hacer el abonado de fondo. Si crees que no dejaste lo suficiente, aporta más y mézclalo. 

Cubre las garras con la enmiendo orgánica y haz un bancal elevado con la tierra de alrededor, esto va a favorecer el drenaje y va a evitar posibles encharcamientos.

7) Mantener la humedad y acolchar

Los espárragos no tienen elevados requerimientos hídricos una vez establecidos pero sí necesitan mantener la humedad desde la plantación de las garras hasta que comienzan a salir los turiones o tallos. 

En este sentido, nos aseguraremos de regar cuando sea necesario y acolchar la superficie del bancal. El acolchado además de evitar que se evapore el agua también va a reducir la germinación de hierbas adventicias.

Espero que te haya sido útil este paso a paso y que si lo pones en práctica nos hagas saber cómo te ha ido. 

"Lo que no se comparte se pierde"

Comentarios, dudas y consultas

Inicio / Blog

Buscar en el Blog

Categorías del Blog

Manual del Huerto

Aprende a cultivar un huerto

¿Cómo se cultiva?

Tareas del Huerto

Plagas y Enfermedades

Trucos del Huerto

Fichas de cultivo

Huerto y salud

Huerto y cocina

Nuestro huerto familiar

Novedades

Consultas Hortelanas

Blog del huerto

Visita nuestro Blog

Producto añadido a tu lista de favoritos