Descubre los pasos a seguir para plantar un frutal en bolsa de forma correcta y consejos para hacerlo más fácil.

Los pasos a seguir para trasplantar árboles frutales en bolsa en el terreno son:

Pasos a seguir

    • 1.Hacer un hoyo de plantación del doble del tamaño del contenedor el día de antes a la plantación y rellenarlo de agua. Si la maceta que contiene las raíces tiene un diámetro de 25 cm, el hoyo debe ser de 50 cm de diámetro y 50 cm de profundidad. Los frutales en bolsa que encuentras disponible en nuestra tienda on-line, tienen un diámetro de 16 cm y una profundidad de 22, por lo que tendrías que hacer un hoyo de 32 cm de ancho y 44 cm de profundidad. Te resultará más fácil realizarlo si el terreno está en tempero y usas una pala con punta.
    • 2. Retirar la bolsa protectora de plástico que envuelve el cepellón que contiene la tierra y las raíces.
      • 3. Tras retirar la bolsa protectora de plástico, encontrarás una malla biodegradable, es muy importante mantenerla y no retirarla para que ayude al correcto enraizamiento del frutal.
        • 4. Sumergir el cepellón con la malla que contiene la tierra y las raíces del árbol en agua durante 15 minutos aproximadamente.
        • 6. Realizar el trasplanta e introducir el frutal en el hoyo de plantación. La parte superior del cepellón del árbol debe quedar a ras del suelo, para conseguirlo debes poner en la base del hoyo parte de  la mezcla de sustrato preparada primero hasta que consigas la altura adecuada. A continuación, rellena los huecos de los laterales con la misma mezcla.
        • 7. Apretar la tierra alrededor de la planta. Compacta la tierra con las manos y con los pies para que no queden bolsas de aire.
        • 8. Verificar el punto de unión del injerto. Es muy importante que identifiques donde está hecho el injerto que separa el patrón de la variedad del frutal para que nunca quede bajo tierra. 
        • 9. Hacer un caballón alrededor y acolchar el circulo interior con un material orgánico.
        • 10. Regar abundantemente y mantener la humedad. Haz un primer riego generoso y continuar regando con frecuencia durante las primeras semanas hasta que el árbol se haya establecido.
        • 11. Guiar el frutal. Pon un tutor para protegerlo del viento y conseguir que crezca recto. 

        Espero que te haya sido útil este procedimiento y que si lo pones en práctica nos hagas saber cómo te ha ido. 

        "Lo que no se comparte se pierde"

        Comentarios, dudas y consultas

        Inicio / Blog

        Buscar en el Blog

        Categorías del Blog

        Manual del Huerto

        Aprende a cultivar un huerto

        ¿Cómo se cultiva?

        Riego

        Tareas del Huerto

        Plagas y Enfermedades

        Trucos del Huerto

        Fichas de cultivo

        Huerto y salud

        Huerto y cocina

        Nuestro huerto familiar

        Novedades

        Consultas Hortelanas

        Nuevos productos

        Blog del huerto

        Visita nuestro Blog

        Producto añadido a tu lista de favoritos