SEGUIMOS REALIZANDO ENVÍOS EN PENÍNSULA Y BALEARES. Consulta los plazos de entrega en la página de producto.
Más información sobre las medidas adoptadas por el COVID-19:
Clic aquí    

 

Otro apartado muy importante para tener éxito en nuestro huerto urbano es el abonado. Nuestras plantas necesitan nutrientes para poder crecer y producir frutos. Si utilizas nuestro sustrato COCOPOT de fibra de coco + humus de lombriz ya dispones de un sustrato bien abonado para unos 2-3 meses de cultivo, dependiendo de las necesidades de nutrientes de las plantas que cultives. Una vez transcurrido este periodo será necesario añadir nutrientes nuevos al sustrato, tienes varias opciones para hacerlo:

Añadir humus de lombriz al sustrato

El humus de lombriz es un excelente abono 100% ecológico y con un gran aporte de nutrientes. Basta con añadir humus al sustrato y mezclar. También puedes añadirlo en superficie, el riego se encargará de filtrar los nutrientes hacia el sustrato.

Fertilizante líquido ecológico

Es posiblemente la forma más fácil de aportar nutrientes a nuestro huerto urbano. El fertilizante líquido se mezcla con el agua de riego en las proporciones indicadas y se procede al riego del huerto. Al encontrarse en forma líquida, pasa rápidamente a formar parte del sustrato.
También puedes instalar un "Difusor de abono" en tu sistema de riego programado. Simplemente llena el depósito con fertilizante líquido y se producirá el abonado de las plantas automáticamente al mismo tiempo que se realiza el riego.

El Compost.

El compost es una tierra negra que queda después de la descomposición de residuos orgánicos. Aporta los nutrientes que las plantas necesitan y aumenta la capacidad del suelo de retener agua. En resumen, aumenta la fertilidad del suelo. Es un excelente fertilizante para nuestro huerto urbano o jardín.
Si queremos seguir la filosofía de las 3R: Reducir, Reutilizar, Reciclar, hacer compost es la forma de reducir nuestros desechos y no tener que comprar abono. Algo que actualmente consideramos "Basura" se convierte en material útil para nuestro huerto. Nuestras plantas crecerán más fuertes y darán más frutos ¡y todo con material que antes tirábamos!
Cocopot tiene varias opciones que pueden ayudarnos a ponernos manos a la obra cuanto antes.

Los 7 secretos del compost

nuestros amigos de "permacultura.com.ar" comparten las 7 reglas para hacer un buen compost.

Drenaje: al descomponerse los restos orgánicos generan un líquido marrón, el lixiviado, que debe poder drenarse, es decir que salga por la parte de abajo de la compostera. Con la eliminación de este lixiviado nos evitamos parte de los problemas de malos olores.

Proporción Carbono/Nitrógeno. Hay diferentes clases de "Basura": la que es rica en Carbono como el papel, cartón, restos de poda, paja, serrín, etc; y la que es rica en Nitrógeno, que son los restos de comida, que es húmeda y suelta líquido. Para evitar el olor a podrido hay que hacer una mezcla de las dos.

Cortar los desperdicios en trocitos: cuanto más pequeños antes se descomponen y antes tendremos el compost.

Humedad: el compost tiene que tener humedad. Si está muy seco, tardará muchísimo tiempo en hacerse y si está demasiado húmedo, se pudrirá. El secreto está en el equilibrio: húmedo pero no encharcado. Al tocarlo que no nos moje la mano.

Las bacterias: Este punto es fundamental, pues son las que se van a encargar de descomponer los desperdicios y realizar la transformación en tierra fértil. Con poner un puñado de tierra negra servirá, pues esta tierra contiene las bacterias que necesitamos.

Añadir Ceniza o Cal: hace falta meterle un poco de material alcalino para la mineralización. Le añadimos un puñado de sal gruesa y listo.

No tirar más de 8 cm de material al día: si echamos más las capas se irán aplastando por el peso y al final las bacterias no tendrán suficiente oxígeno para trabajar y se pudrirá. Con esta orientación podemos calcular el tamaño de la compostera, dependiendo de los residuos que generemos en casa.

El Vermicompost o Humus de lombriz

Hay otra manera de acelerar el proceso de generación de compost y es añadiéndole LOMBRICES. ¡Sí, sí, lombrices!
Se suele emplear la "Lombriz Roja Californiana". Éstas comen restos vegetales, y lo que excretan se transforma en humus de lombriz o vermicompost de gran valor para el huerto. Es un material de color negruzco y suelto, como los restos del café. Se añade a la tierra y produce muchos beneficios, tanto al suelo como a las plantas ¡Es un estupendo abono natural!

Tips para el buen Compostador/a

- Con las manos en la masa. Si queremos ser buenos "Compostadores y Compostadoras" ¡no debemos tener miedo a mancharnos las manos! Recuerda que ya no es basura. Aprenderemos mucho con el tacto: si está seco o excesivamente húmedo, si está poco compacto... y con el olfato: si huele a tierra húmeda, hemos tenido éxito; si huele mal... ¡algo tenemos que modificar!

- La ubicación. Puede que no nos salga bien a la primera, así que elegir bien la ubicación puede evitarnos problemas en caso de que huela en algún momento. Mejor en la sombra que bajo el sol directo, en un sitio aireado y protegido de la lluvia directa.

- La aireación. Si notamos que le falta oxígeno podemos removerlo para airearlo y evitar putrefacciones.
Esperamos que os sirva de guía y podáis poner en práctica la maravillosa experiencia de generar vuestro propio compost ¡Un pasito más hacia la reducción de los desechos!

IR A:

MANUAL DEL HUERTO URBANO

2. Lo que necesitas para Cultivar un Huerto en Casa

3. ¿Cómo se Cultiva un Huerto Urbano?

4. ¿Qué puedo Cultivar?

5. El Riego en el Huerto Urbano

6. El Abonado del Huerto Urbano

7. Enfermedades y Plagas en el Huerto

8. Lectura Recomendada Sobre Huerto

Comentarios, dudas y consultas

Categorías del Blog

Manual del Huerto

Aprende a cultivar un huerto

¿Cómo se cultiva?

Tareas del Huerto

Plagas y Enfermedades

Trucos del Huerto

Fichas de cultivo

Huerto y salud

Huerto y cocina

Nuestro huerto familiar

Blog del huerto

Visita nuestro Blog

Producto añadido a tu lista de favoritos