Consultas por WhatsApp

Empieza el año y ya tenemos planificada la huerta para la próxima temporada de primavera-verano. Así que, sin más, nos proponemos empezar a realizar nuestro semillero de tomates, pimientos, lechugas, etc.Pero… ¿qué hay que tener en cuenta para que las semillas de tomate germinen con éxito? ¿y las semillas de lechuga? ¿y las semillas de pimiento? Para que puedan germinar todas las semillas que has seleccionado para cultivar esta primavera-verano en tu huerto o macetohuerto, deberás tener muy en cuenta lo siguiente; la temperatura, la humedad y el sustrato.

La Temperatura

Todas las semillas requieren un rango de temperaturas para poder germinar, si la temperatura es inferior a la mínima, la semilla no podrá germinar por mucho que mantengas la humedad o utilices un buen sustrato para siembra. Estas son las temperaturas de germinación de algunas variedades de semillas, puedes consultar todas en las fichas gratuitas de COCOPOT:

Semillas de tomate: mín. 10º, máx. 35º. Temperatura óptima de germinación: 20ºC

Semillas de lechuga: mín. 7º, máx. 25º. Temperatura óptima de germinación: óptima: 15ºC

Semillas de espinaca: mín. 5º, máx. 30º Temperatura óptima de germinación: óptima: 15-20ºC

Semillas de pimiento: mín. 13º, máx. 35º Temperatura óptima de germinación: 20-25ºC

En la mayoría de los casos la temperatura óptima de germinación está comprendida entre 12º y 20º. Todos estos rangos de temperatura los puedes consultar en nuestras guías, las puedes descargar directamente aquí o si realizas un pedido de 35€ o más puedes conseguir nuestro manual “fichas de cultivo de 28 pág.” Una guía perfecta para los que se inician en el huerto urbano, huerto familiar o van a empezar a cultivar un cultivo nuevo que no ha probado antes.

Pero… ¿cómo consigo en invierno mantener ese rango de temperatura? Muy sencillo, aquí entra la ayuda de los germinadores. Depende de las temperaturas que tengas en invierno, puede que necesites un germinador calefactado o no. Nosotros siempre recomendamos el germinador calefactado porque protege las pequeñas plántulas y aporta unas condiciones óptimas de temperatura y humedad.

La Humedad

Necesitarán una humedad constante. Siempre, cuando realicemos la siembra, lo primero que haremos es realizar un riego abundante para que la semilla “se entere” que tiene que activar el “modo germinar” ^_^.

Con un buen aporte de humedad y cuidando muy bien la temperatura, cualquier semilla, ya sean semillas de tomate, semillas de pimiento, semillas de berenjena… germinará sin problemas en esas condiciones. Una vez germinada la semilla, es el momento del desarrollo y ahí es donde juega un papel muy importante el sustrato para siembras.

El Sustrato para siembras

El sustrato donde van a germinar las semillas también es muy importante, debe de ser un sustrato con una estructura muy suave y esponjosa, así las pequeñas raíces podrán desarrollarse correctamente. Puedes añadir una capa fina encima de los alveolos del semillero de vermiculita, así mantendrá durante más tiempo la humedad.

Ahora, ¡animaros! Es muy gratificante realizar un huerto a partir de semillas, poder ver toda la evolución de la planta y poder cosechar sus frutos es mágico.

Esperamos que os sirva de ayuda, un saludo y feliz huerta!

Raquel & Fito

COCOPOT

Comentarios, dudas y consultas

Categorías del Blog

Manual del Huerto

Aprende a cultivar un huerto

¿Cómo se cultiva?

Tareas del Huerto

Plagas y Enfermedades

Trucos del Huerto

Fichas de cultivo

Huerto y salud

Huerto y cocina

Nuestro huerto familiar

Blog del huerto

Visita nuestro Blog

Producto añadido a tu lista de favoritos