Es el momento de preparar nuestros huerto, empezarlo por primera vez o ponerlo a punto para la nueva temporada. Una de las tareas imprescindibles es asegurarnos de que los cultivos tienen lo que necesitan de partida para crecer sanos y desarrollarse de forma adecuada. Y una de las cosas que requieren para hacerlo es el agua.

El agua es un elemento fundamental para las plantas, sin ella no pueden absorber los nutrientes que hay en el suelo, por más que le añadamos mediante abonos. De ahí su importancia pero...

¿Qué sistema de riego es el mejor?

Sabemos que elegir el sistema de riego más adecuado puede no ser una tarea fácil. Por este motivo, en este artículo hemos comparado las principales ventajas e inconvenientes del sistema de riego por goteo y el sistema de riego exudante para ayudarte a decidir que tipo de sistema es el mejor que se adapta a tu huerto.

Riego por Goteo Vs Riego exudante

1. Sistema más popular

El sistema de riego por goteo también conocido como "gota a gota" es un sistema ampliamente familiar y utilizado por su antigüedad. Esto es una ventaja, ya que puedes encontrar mucha información sobre cómo instalarlo o alguien que pueda ayudarte presencialmente con facilidad en caso de necesitarlo.

En cambio, el riego por exudación es un sistema más novedoso y cada vez es más fácil de encontrar en tiendas especializadas, sobre todo en tiendas on-line como en COCOPOT.

2. Mantiene un nivel de humedad óptimo a lo largo de toda la línea de cultivo

El sistema de riego por goteo riega de forma localizada mediante un gotero, por lo que si la planta que necesitas regar es muy grande, tendrás que usar más de un gotero. Y para conseguir humedecer una zona amplia, es necesario regar durante más tiempo infiltrándose parte del agua o provocando la aparición de charcos si la zona no está acolchada.

Sin embargo, el riego por exudación aporta agua a la tierra mediante un tubo textil que, literalmente, exuda agua a través de los poros del tejido. Esto permite tener  un caudal continuó y uniforme a lo largo de toda la longitud del tubo, ya que los poros se encuentran a lo largo de toda su superficie.

Este hecho diferencial, gracias a su capacidad porosa, es muy importante para mantener un nivel de humedad óptimo a lo largo de toda la línea de cultivo y no de forma localizada donde hay un gotero. Este punto para huertos en los que se practica la rotación y asociación de cultivos es una gran ventaja, ya que no tienes que planificar los cultivos que vas a poner según la separación que hay entre gotero y gotero. Además de poder incluir plantas asociadas para aprovechar el espacio sabiendo que también van a tener el agua que necesitan para crecer.

Riego exudante en funcionamiento.

Riego por goteo en funcionamiento.

3. Fácil instalación

El sistema de riego por exudación es fácil de instalar y la tubería se corta fácilmente con unas tijeras. Además, permite utilizar todos los accesorios de 16 mm de Ø  existentes en el mercado. 

Detalle unión tubería ciega y cinta exudante con manguito de unión 12-16mm.

Detalle colocación estaca sujeción para fijar tubería de riego.

Por el contrario, colocar los goteros, si son muchos, es una tarea un tanto “pesada” si lo realizas con el mini-punzón. Esta desventaja se puede solventar si se utiliza el punzón insertador de goteros 2 en 1 para cuando se hacen trabajos con muchos goteros como es la instalación en un huerto urbano o familiar.

Vista general tubería de riego con goteros autocompensantes con una separación de 30 cm.

Detalle colocación estaca sujeción para fijar tubería de riego por goteo.

4. Menos mantenimiento por la cal del agua

Probablemente habrás escuchado, o leído, que el riego exudante  se obstruye muy rápido debido a la cal. Bien, pues tengo que decirte que mi experiencia ha sido la contraria. De hecho, pospuse el uso de riego exudante durante mucho tiempo por este mito que circula, ya que en Andalucía (de donde soy y he tenido siempre mis huertos) se caracteriza por tener aguas bastante duras. A día de hoy, tras usar el riego exudante he podido comprobar que no se ha obstruido, aunque si es cierto que tras periodos con las vías cerradas sin usar, se han vuelto blancas pero al volver a activar el sistema han continuado regando como el primer día.

En la tubería exudante esto no ocurre porque los cristalitos de cal al hincharse al funcionar se expulsan. En caso de que se obstruyeran con el paso del tiempo, que podría pasar, sólo hay que meter las vías en agua con vinagre. 

En cambio, los goteros se pueden obstruir fácilmente con la cal o impurezas del agua de riego y muchas veces al volver a insertarlos en la tubería pueden no encajar bien del todo, como cuando se pasan los tornillos. Así que hay que tapar el agujero con un tapón reparador y realizar un nuevo agujero a la tubería de riego. Este mantenimiento de los goteros, no es necesario realizarlo hasta  los 2 o 3 años que es el tiempo que suele tardar en obstruirse. Para limpiarlos hay que desmontarlos y volver a colocarlos uno a uno.

Gotero regulable con restos de cal tras llevar unos meses en funcionamiento.

Una alternativa es utilizar una tubería de riego con los goteros integrados, puedes realizar su limpieza de forma manual con un cepillo pequeño (tipo cepillo de dientes) con agua y vinagre.

En ambos caso, la limpieza de la cal siempre se puede realizar de forma fácil con agua y vinagre. Se llena un cubo, se pone a remojo un par de horas y se aclara. Queda todo limpio y perfecto para volver a utilizar.

5. Más cómodo y manejable al realizar las labores del huerto

El tubo textil exudante, es extremadamente manejable. Su flexibilidad permite apartarlo fácilmente para realizar labores de mantenimiento del huerto y ocupa muy poco espacio si es necesario retirarlo y almacenarla. Además, ¡pesa muy poco! 20 g por metro lineal.

Sobrante tras instalación de tubería ciega para riego por goteo a la izquierda y cinta exudante a la derecha.

6. No se deforma

La cinta VISA REG usada para el riego por exudación, no es elástica, es estable al frío y al calor, se mantiene uniforme, sin presentar variación de longitud en cambios de temperatura. 

El riego por goteo sí sufre estas deformidades frente al frío y al calor.

Vista general instalación riego exudante de una vía en parterre izquierdo y dos vías en parterre derecho.

Vista general instalación riego por goteo algo deformado tras unos meses de uso en parterre de 3m de longitud.

7. Aguanta mayor presión

La presión en el sistema por exudación nunca debe ser mayor de 2 Bar para evitar daños en la membrana hidráulica de la tubería exudante. Aunque la presión de rotura es de más de 14 Bar, si se exceden los 2 Bar pueden agrandarse los poros y aparecer pequeños "hilos" de agua a presión en la superficie del exudante.

Por este motivo, la presión que soporta la cinta es menor que la del gotero, es necesario instalar un regulador de presión para que la cinta funcione bien y no se rompa. El reductor de presión adecuado para ello es el de 1.8 bar

8. Adecuada para riegos por gravedad

El sistema de riego exudante trabaja a muy baja presión como acabamos de ver en el punto anterior, permitiendo incluso un riego por gravedad. Para ello, sólo necesitas ubicar el depósito a 1 metro de altura idealmente, si no es posible basta con 0.8 metros.

Las instalaciones con sistemas de riego por goteo no van muy bien porque los goteros están diseñados para trabajar a 1.5 o 2 bares de presión. En huerto urbanos de pequeño tamaño si funcionan pero en huertos de mayor tamaño como terrazas o huertas familiares no funcionan bien.

9. Apropiada para terrenos con pendiente

El riego por exudación no se puede utilizar en pendiente, gradualmente la parte superior va tirando menos agua y si la distancia es muy corta no tira agua a lo largo de todo el recorrido de la cinta.  El agua por tanto, se va a la parte más baja y solamente exuda por esa zona.

En cambio, con un sistema de riego por goteo se puede utilizar para terrenos con pendiente siempre y cuando se haga con goteros autocompensantes. Esto goteros funcionan de tal forma que cuando se distribuye el caudal de agua por toda la instalación, los goteros se compensan por la presión del agua y sale por cada uno la misma cantidad de agua siempre desde el primero hasta el último.

El sistema de riego con tubería exudante se recomienda usar en terrenos uniformes sin pendiente, por lo que en caso de tener pendiente en tu parcela es mejor que te decantes por el sistema de riego por goteo con goteros autocompensantes y siempre y cuando tengas al menos 2 bar de presión.

10. Se puede enterrar

Tubería exudante ligeramente enterrada.

Tubería riego por goteo ligeramente enterrada dejando fuera el gotero.

Tanto el sistema de riego por goteo como el riego por exudación pueden ser enterrados 1 o 2 cm con tierra o cubiertos por acolchado. Pero el gotero debe permanecer en superficie en e caso del "gota a gota" para evitar que se obstruya. 

11. Produce menos hierbas adventicias

La ventaja de que humedezca mayor superficie y que sea a lo largo de toda la longitud de la vía con el sistema de riego por exudación, propicia a que germinen las hierbas adventicias en mayor superficie. Esto es algo que se puede solucionar fácilmente con una malla geotextil o anti-hierbas, si se usa en jardines o con un buen acolchado, si lo utilizamos como sistema de riego en el huerto.

12. Menor probabilidad de fugas

Detalle fuga de agua al saltar un gotero por presión.

Como hemos visto en el punto 7, si superamos los 2 Bar de presión es posible que aparezcan pequeños hilos de agua y por tanto pérdidas en el sistema de riego por exudación. Esto es algo que evitamos de forma sencilla al usar un regulador de presión.

Esto mismo ocurre con el sistema de riego por goteo, que es muy común que los goteros salten por distintos motivos: mayor presión de la que puede soportar el sistema, el paso del agua al circular por la tubería va sacando poco a poco los goteros, el roce de algún animal o nosotros mismos al hacer alguna labor cerca. Uno o varios de estos motivos pueden provocar que se salga y cuando esto ocurre, se pierde una gran cantidad de agua y se riega en exceso la zona, lo que puede dañar a las plantas de alrededor y a tu bolsillo económicamente. 

Esto último se puede solucionar, incorporando también un regulador de presión al sistema y haciendo revisiones muy constantes del riego, pero si sólo puedes ir al huerto una vez por semana o tienes previsto irte un  periodo de vacaciones, es sin duda una gran desventaja a tener en cuenta.

Por otro lado, la tubería de riego exudante es muy resistente, puede ser pisada o incluso ser golpeada con una azada, sin romperse o desgarrarse, eliminando con esta opción fugar por roturas.

13. Compatibilidad con otro sistema

Para su instalación las dos son compatibles con los accesorios de riego de 16mm (válvulas, tes, codos, tapones, empalmes, tomas simples…)

Ambos sistemas se pueden compaginar en el mismo espacio, si quieres probar en el huerto ambos sistemas para ver cual se adapta mejor a lo que tienes en mente o simplemente quieres utilizar parte de un riego que ya tengas porque vas a ampliar alguna zona. No hay inconvenientes en hacerlo, lo único que debes tener en cuenta es que el riego exudante al ser más eficiente, necesita menos tiempo para regar, debes asegurarte de poner llaves de paso antes de cada vía por si necesitas tener el goteo más tiempo que el exudante.

14. Opción más económica

A priori al comparar el precio del metro líneal de una opción y otra, el sistema más económico es el de riego por goteo. Pero si tienes en cuenta los componentes necesarios como goteros u otros factores menos tangibles como el ahorro de agua que se obtiene a través del sistema de exudación o el tiempo que no inviertes en una instalación puede cambiar el resultado final ;)

Y qué mejor forma de confirmarlo que con un ejemplo real ¿no? 

He hecho una estimación del coste que tendría instalar el riego en un parterre de 70 cm de ancho por 3 metros de largo. En ambos casos, es necesario instalar dos vías de riego y los materiales necesarios para cada opción serían:

RIEGO POR GOTEO 

  • 6 m.l. de tubería ciega = 0.30€/m x 6 =>1.18€
  • 2 codos => 0.14€ x 2 = 0.28€
  • 20 goteros (cálculo realizado con una separación de goteros de 30 cm) => 0.15€ x 20 = 3€
  • 2 llaves de paso => 0.65€ x2 = 1.30€
  • 8 estacas de sujeción (al ser un material más rígido necesita más unidades para que quede anclado al suelo) => 015€ x 8 = 1.20€
  • 2 tapones => 0.08€ x 2 = 0.16€

Total: 7. 12€

RIEGO POR EXUDACIÓN

  • 6 m.l. de tubería exudante = 0.52€/m x 6 =>3.12€
  • 2 codos => 0.14€ x 2 = 0.28€
  • 4 abrazaderas dentadas => 0.38€ x 4 = 1.52€
  • 2 llaves de paso => 0.65€ x2 = 1.30€
  • 2 manguitos de unión => 0.08 x 2 = 0.16€
  • 4 estacas de sujeción (con 2 por vía es suficiente) => 015€ x 2 = 0.30€
  • 2 tapones => 0.08€ x 2 = 0.16€

Total: 6.84€

Finalmente, vemos que ambas opciones tienen precios muy similares teniendo en cuanta todos los materiales necesarios para su instalación desde la salida directa al bancal o parterre. Aunque la opción más económica es la instalación del riego por exudación.

Espero que esta comparativa te sirva de ayuda para decidir qué opción es la ideal para tu huerto y ¡salir de dudas!

Y si aún las tienes, siempre puedes probar las dos opciones, como hice yo en mi huerto y sacar tus propias conclusiones. Yo tengo clara mi opción favorita ;)

Comentarios, dudas y consultas